2017: VOLVER A LOS HÁBITOS

2017: Volver a los hábitos después de las fiestas y las vacaciones.
Camino a la recuperación.

Como todos los años, los días festivos y las vacaciones llegan a su fin!
Llega el momento de volver a nuestras rutinas, después de tantos gustos que nos dimos en nuestras costumbres y dieta. En teoría, es fácil; en la práctica, es mucho más difícil: antojos, fatiga, falta de motivación y el agobiante calor de la ciudad parecen trabajar juntos para disuadirnos de reanudar nuestros hábitos saludables.

Entonces, ¿qué podemos hacer para ayudarnos a volver a la cancha y mantenernos el camino de “lo sano”? Te dejamos en esta nota, unos buenos #VitaTips para ayudarte:

1) No te rindas
Muchas personas vuelven de vacaciones, y vuelven de un par de semanas de comer sin restricciones, alimentarse a comida chatarra o tomar alcohol. El abdomen ya no es lo que era y se sienten bastante culpables. Si esto te está pasando a vos también, es importante no usar esta decepción como motivación.
Cuando se usa un sentimiento negativo para enfocarse en cumplir un objetivo, muchas veces terminamos escapando del camino porque no es fácil volver a los buenos hábitos y ver resultados rápidos. En su lugar, tratá de usar sentimientos positivos: concentrate en estar saludable, no sólo en perder peso.
La motivación positiva te llevará más allá que la negativa.

2) Plan de trabajo
Tomate el tiempo de sentarte y planificar tu semana. Fijate qué alimentos te quedan en la heladera, y en base a eso, organizá las comidas. Una vez que tengas eso pensado, junto con horarios familiares y laborales, tratá de incorporar entre 3 y 5 sesiones de entrenamiento de 30 minutos como mínimo.
Que la planificación no sea mentirosa: los horarios que fijás para entrenar tienen que ser reales y posibles dentro de tu cotidianeidad. No te agotes, eso lleva a la saturación.

3) Año nuevo, vida nueva? Reorganizate!
Organizá tu espacio: limpiá cajones, sacudí, doná la ropa que no usaste en los últimos años. Date un nuevo comienzo. Mientras ponés orden, pensá en la funcionalidad del espacio en que habitás, lo cual te va a ayudar a mantenerte organizado y facilitar un poco la vida en casa.

4) Incorporá lo NUEVO
Una vez que depuraste y organizaste tu espacio, llenalo de las cosas que te van a ayudar a mantenerte en el camino. Un gran primer paso, es llenar la heladera y la alacena de alimentos saludables.
Si tenés algo de espacio físico de sobra, también podés destinárselo a una colchoneta, o algún elemento que te sirva para entrenar. De esta forma, incluso si no podés venir al gym, podés hacer algo de actividad en casa.
Agregale unas plantas o algún objeto decorativo alegre que te haga sonreír y le agregue personalidad!

5) Registrá las comidas
Escribir lo que comés, puede ser una excelente forma de mantener un seguimiento verdadero de lo que le ponés a tu cuerpo.
Es fácil olvidarse de las colaciones que hacemos durante el horario laboral, o en la facultad. Tomar nota de esto, te asegura un balance.

6) Fijá las metas
Objetivos específicos que queremos para nuestro cuerpo, que no incluyen sólo lo estético, sino lo que colabora con nuestra salud. Médicos, alimentación y un ejercicio que te resulte entretenido y funcional a nuestra meta.
Hacé lo que puedas, no te engañes a vos mismo, ni te sobreexijas.

7) Mantené la motivación
Un bichito difícil de sostener! La motivación es lo que te va a permitir seguir adelante hasta que hayas formado de nuevo el hábito. Entonces, ¿qué podemos hacer para levantarnos esas mañanas en las que nada nos ayuda a salir de la cama para ir a entrenar? O ¿qué hacer para ir a entrenar después del trabajo o el estudio? Bueno: lo mejor es recordar el principio de todo, cómo empezó la búsqueda hacia el nuevo estilo de vida.
Si fijaste los objetivos específicos (#VitaTip 6), esto debería ser fácil de hacer.

8) Armate una red de apoyo
Siempre es más fácil de mantener el rumbo, cuando te rodeás de personas con ideas afines. A esta altura del año, tampoco es muy difícil convencer amigos o familiares para que se sumen a tu objetivo.
También, sumate a grupos y redes sociales que estén en sintonía. La motivación es mucha!

9) Mantenete enfocado
Por lo general, arrancar es la parte fácil. Lo difícil, es mantenerse en la cancha.
Cuando realizás un cambio, aparecen las mejoras a corto plazo. Después de un par de días, esta sensación desaparece. Éste es el punto donde muchos se desconcentran y fracasan.
En vez de caer ante estas presiones, aprendé de los cambios que se están produciendo en vos, y sobre esos pilares, avanzá! El progreso va mucho más allá de una meta particular. Te va a sorprender lo bien que podés llegar a sentirte.

10) Último y no menos importante: buscá la felicidad!
Disfrutá del bienestar que esto te produce. Y si todavía ese bienestar no aparece, disfrutá de poder estar queriendo hacer un cambio y de estar trabajando en ello!
En Vita Sports, siempre tenemos las puertas abiertas para que vengas a conocer gente y trabajar en tu salud con la mejor energía.
Los esperamos y les deseamos un excelente inicio de año a todos!